Pros y contras de las cámaras de seguridad para casa

Contar con cámaras de seguridad para casa reporta muchos beneficios y disuade a los ladrones de irrumpir en nuestra vivienda. Pero también tiene sus inconvenientes. Conoce los pros y los contras de instalar sistemas de videovigilancia en el hogar.

Cada vez es más frecuente recurrir a la videovigilancia para garantizar la seguridad de los bienes y personas que hay dentro del hogar, para lo que se instalan diferentes tipos de cámaras de seguridad para casa como una forma protección. Pero, ¿realmente son tan útiles como parece?

Cámaras de seguridad para casa: pros y contras

La tranquilidad de tenerlo todo vigilado es el principal motivo que lleva a muchos a instalar cámaras de seguridad en sus casas. Pero además, las cámaras de seguridad disuaden de los robos. No es una garantía plena, pero estos artefactos son una forma de ahuyentar a los ladrones, por lo que su entrada es menos probable. Por otra parte, brindan un contacto directo con las autoridades. Las cámaras de seguridad disponen de una vigilancia remota que conecta con las fuerzas y cuerpos de seguridad locales, por lo que si se produce una visita no deseada, la ayuda policial llegará más rápido.

Por el contrario, hay que tener cuidado con la privacidad de los demás y dónde se colocan las cámaras, ya que se puede estar vulnerando el derecho a la intimidad. No hay que olvidar que la captación de imagen es un dato de carácter personal y, por ello, está protegido por la normativa de protección de datos.

Si a pesar de todo tenemos la mala suerte de ser víctimas de un delito, al menos contaremos con una fuente de información que facilitará la detección y apresamiento del responsable. Además, tu Seguro de Hogar MAPFRE minimiza los daños y consecuencias de un hurto o robo con coberturas especiales para este tipo de situaciones.

Cámaras de seguridad para casa: IP o CCTV

Para conocer más a fondo las ventajas y desventajas de las cámaras de seguridad es conveniente distinguir entre los principales sistemas que se emplean: las videocámaras web y las cámaras de circuito cerrado.

  • Cámara IP, también conocida como cámara web o de red, está especialmente diseñada para enviar señales a través de Internet o de una red local. Este tipo de cámaras puede incluir aplicaciones de detección de presencia o grabación de imágenes, lo que permite comprobar por qué ha saltado el detector de presencia al tiempo que se graban imágenes de lo sucedido.

Cámara de seguridad

  • Cámara CCTV o de circuito cerrado de televisión es aquella cuya instalación está formada por componentes directamente conectados entre sí creando un circuito. Las imágenes se envían a través de un cable coaxial al monitor CCTV y pueden ser supervisadas por personal cualificado a tiempo real o quedar grabadas.

Instalación de cámaras de seguridad IP

Este sistema de videovigilancia va ganando adeptos, ya que se puede adaptar fácilmente en instalaciones en las que exista una red de datos. Al fin y al cabo, estas cámaras son dispositivos IoT que necesitan de una conexión a Internet para su correcto funcionamiento. Una tecnología cómoda para el usuario, pero que entraña ciertos inconvenientes.

Ventajas:

  • Al ser un sistema que no necesita cableado, su instalación es más barata. Basta con tener un cable de red cerca para conectarla.
  • El visionado de las imágenes que captan estas cámaras es muy sencillo, ya que es algo inherente a la propia instalación. La señal de vídeo viaja por la red y cuenta con un sistema de almacenamiento que puede estar en la nube, lo que ahorra la presencia de otro dispositivo.

Desventajas:

  • Estas cámaras no graban todo el contenido, solo aquellos momentos activados por el movimiento. Es decir, no se puede buscar un punto temporal en concreto.
  • Aunque en general son más baratas, a la larga pueden resultar costosas. Todo depende de la instalación previa que se tenga, ya que en algunas ocasiones puede ser necesario hasta un cable por cámara IP.
  • Al estar conectadas a Internet, cabe la posibilidad de sufrir un ataque informático. Si son hackeadas, la información que registren quedaría expuesta, lo que incluye datos personales y claves. Es más, pueden llegar a servir como vía para acceder a una vivienda con mayor facilidad.

Para evitar estos posibles fallos, los expertos recomiendan confiar la instalación de las cámaras a profesionales en seguridad electrónica y cibernética.

Instalación de cámaras de seguridad de circuito cerrado

Como decíamos anteriormente, este tipo de cámaras se basan en un sistema de televisión que no difunde la señal públicamente en abierto, sino que transmite las imágenes a un monitor (o varios monitores).

Dependiendo de para qué se usen, pueden acarrear ventajas o desventajas. Generalmente se suelen usar en espacios públicos, pero también en hogares para garantizar la seguridad familiar.

Ventajas:

  • El sistema de CCTV es uno de los sistemas de seguridad más disuasorios y eficaces. Los ladrones suelen merodear la zona que desean asaltar unos días antes para asegurarse de horarios, entradas y salidas, o si existen métodos de seguridad. La presencia de estas cámaras hace que muchos de ellos desistan.

Desventajas:

  • Presentan algunos fallos. Por ejemplo, no tienen la capacidad de grabar y de mostrar cada centímetro del lugar donde están instaladas, por lo que no pueden captar todo lo que ocurre en el sitio en el que se encuentran.

Este tipo de cámaras se suelen combinar con cámaras de vigilancia espía. El caco puede ver dónde están colocadas las cámaras de circuito cerrado y el ángulo que abarcan, por lo que buscará los puntos muertos para hacer sus fechorías. Con las cámaras espías, este fallo quedaría resuelto. No dudes en contratar el seguro de hogar MAPFRE para cualquier incidencia en tu casa.

Fuente: https://www.hogar.mapfre.es/hogar/seguridad-en-casa/pros-y-contras-de-las-camaras-de-seguridad-para-casa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat